Las claves del éxito de la inyección de resinas expansivas

Una técnica simple, efectiva y con garantías

  • Rapidez de ejecución

    Rapidez de ejecución

    Perforaciones, inserción de tubos, inyección y ensayos.

  • No es invasiva

    No es invasiva

    No requiere de grandes obras para su ejecución.

  • Es un sistema limpio

    Es un sistema limpio

    Apenas produce residuos durante su ejecución.

¿En qué consiste la técnica de inyección de resinas expansivas?

La inyección de resinas expansivas es un innovador sistema de consolidación del terreno de cimentación cuyos dos objetivos principales son:
• Obtener una distribución uniforme y homogénea del material en el volumen de terreno afectado por el bulbo de presiones (de Boussinesq); es decir, en el volumen de terreno más expuesto a las tensiones inducidas por la carga del edificio producido por la cimentación.
• Adoptar para cada condición geotécnica el tipo de compuesto adecuado.

El primero se obtiene mediante el empleo de tubos de inyección en PVC, en cuyo interior se encuentran válvulas especiales, situadas a una distancia máxima entre ejes de 50 cm, y el segundo mediante la posibilidad de elegir entre diferentes compuestos desarrollados específicamente para uso geotécnico.

El empleo combinado de las resinas expansivas y de los tubos valvulados especiales permiten consolidar de manera eficaz y homogénea todo el volumen afectado por el bulbo tensional en cualquier tipo de terreno, con los siguientes resultados:
• Relleno de las oquedades bajo las cimentaciones.
• Alejamiento de agua intersticial.
• Mejora de las características geotécnicas, con el consecuente aumento de la capacidad de carga.
• Incremento de la resistencia frente a fenómenos sísmicos.

La inyección de resinas expansivas ha sido desarrollada empleando la mejor tecnología disponible en el mercado, garantizando así la fiabilidad y la durabilidad en el tiempo de los resultados obtenidos. Gracias a la posibilidad de emplear diferentes tipos de compuestos, es una tecnología versátil y, por tanto, adaptable a multitud de situaciones.

La inyección de resinas expansivas se emplea principalmente en la consolidación de terrenos de cimentación; es decir, en el volumen de terreno superficial sobre el cual apoyan las cimentaciones de tipo directo, con la finalidad de aumentar la capacidad portante del terreno, rellenar oquedades bajo la cimentación o mejorar la respuesta ante fenómenos sísmicos.

Como cualquier otra técnica de consolidación de terrenos de cimentación, la inyección de resinas expansivas no se puede utilizar indistintamente para todas las situaciones. La propuesta de un proyecto de consolidación necesita un profundo conocimiento de la técnica empleada, de la problemática a solucionar y la honestidad de quien la ofrece. Nuestros técnicos expertos poseen una gran experiencia en el sector de la consolidación de terrenos de cimentación y son capaces de ofrecer una opinión objetiva y fiable sobre la viabilidad de la intervención, garantizando los resultados obtenidos.

La inyección de resinas expansivas, además, resulta aplicable a soleras de uso residencial e industrial, tanto en el caso de consolidar el terreno como en el de necesitar un aumento de la capacidad portante.

En el caso en el que la inyección de resinas expansivas no sea la opción adecuada para el recalce de edificios podemos recurrir a la cimentación por micropilotaje que dispone de una gran variedad de aplicaciones.

Consulta con un experto y descarga las imágenes de nuestros últimos trabajos

  He leído y acepto las condiciones legales y de política de privacidad (*)

Ventajas de la inyección de resinas expansivas

En comparación con otras tecnologías de consolidación del terreno de cimentación, la inyección de resinas expansivas:

  • Reduce drásticamente la invasividad, el impacto y la duración de la obra.
  • Ofrece la posibilidad de elegir entre diferentes compuestos en función de las condiciones geotécnicas.
  • Asegura la distribución del compuesto inyectado y una consolidación uniforme y homogénea en el volumen de terreno afectado por el bulbo de presión.
  • Permite el levantamiento, obteniendo así la recuperación parcial o total de los asentamientos (dependiendo de la respuesta estructural).
  • No produce material residual, evitando el transporte y la manipulación a un vertedero autorizado.
  • No provoca vibraciones dañinas.

 

¿No es tu caso? Consulta la cimentación por micropilotaje para comprobar si se adecua mejor a tus necesidades.